No vayas suavemente hacia la dulce noche

Posted by : Mashey Shumey (Juan Carlos Loaysa) | lunes, 1 de febrero de 2010 | Published in

No vayas suavemente hacia la dulce noche.
Los viejos años deberían arder y, al fin, delirar.
Lucha, lucha furiosamente contra la muerte del día.

Son hombres sabios que saben apreciar la oscuridad
porque sus palabras no han traído la luz.
No van suavemente hacia la dulce noche.

Son hombres buenos que se lamentan a última hora porque
sus hechos podrían haber bailado entre verdes laureles.
Luchan, luchan furiosamente contra la muerte del día.

Son hombres salvajes que cantaron al sol y lo atraparon al vuelo
Y aprendieron, demasiado tarde, que sufren en el camino.
No van suavemente hacia la dulce noche.

Son hombres serios, casi muertos, que van a ciegas.
Ojos ciegos que podrían ser alegres y brillar como estrellas.
Luchan, luchan furiosamente contra la muerte del día.

Y tú, padre mío, que estás en la triste cumbre,
maldíceme, bendíceme ahora con intensas lágrimas, te lo ruego:
No vayas suavemente hacia la dulce noche.
Lucha, lucha furiosamente contra la muerte del día.

Dylan Thomas

Traducción de D.
Cursiva de M.

(3) Comments

  1. Dafne said...

    Nix, nit, night, nuit, noite, notte, nacht, noche...
    Me sé de alguien que se está volviendo más nocturno de la cuenta.
    Me alegra que te gustara mi cutre traducción del poema de Thomas =)

    1 de febrero de 2010, 1:07
  2. Francisco Javier said...

    Interesante relato, híbrido entre poema y relato. Muy íntimo de nuevo. Enhorabuena

    4 de febrero de 2010, 13:42
  3. Dafne said...

    ¿Cuento un secreto que se ve claramente?XDDD

    5 de febrero de 2010, 21:03

Leave a Response