Perdidos en la noche

Posted by : Mashey Shumey (Juan Carlos Loaysa) | sábado, 16 de enero de 2010 | Published in

Los habían dejado en las húmedas calles de la ciudad, el coche partió y el frío comenzó a apoderarse de ellos. Eran tres, uno de ellos les ofreció su refugio a los otros dos, que aceptaron agradecidos. Los condujo a un viejo edificio de escaleras chirriantes y tétrica oscuridad. La habitación era acogedora y caótica, al estilo de sus habitantes.
Ellos se sentaron en el sofá bajo la inquisitiva e irónica sonrisa del anfitrión. Sus ojos se reían de lo curiosa que había resultado la vida de los tres. Un pequeño gato negro hizo amena la noche que podía haber sido tensa. Ninguno de los dos desvelaría el secreto que el tercero ya conocía.
De nuevo al resguardo de la oscuridad caminaron por las húmedas calles de la ciudad, sin un rumbo fijo que seguir, allí donde les llevaran sus pasos. Entre risas ambos cantaron canciones que conocían, el temor a la lluvia se hizo presente, sin embargo siguieron inundando de melodías la ciudad.
Las hijas de Zeus que guardan las puertas del Olimpo pasaron rápidamente. Ellos se protegían en los callejones, descubrían la ciudad bajo la luz de las lejanas estrellas, buscando una chocolatería que nunca apareció. Sus pies volaron sobre los empedrados de las solitarias y vacías calles, se detuvieron en extraños soportales, fueron perseguidos por taxis y coches de policías, se tumbaron en las puertas de las iglesias…
Al final volvieron al lugar del que habían partido y un dulce sueño se apoderó de sus párpados, acurrucados el uno contra el otro en una maraña de sábanas y mantas que ahuyentaron el cruel frío que se había introducido en sus huesos.

Noche del 15 al 16 de Noviembre

(16) Comments

  1. Mirthas said...

    ¿Estás seguro de que, además de caóticos, son acogedores?

    No sé, no sé... Yo me lo hubiera pensado dos veces antes de entrar en la casa de Satanás.
    Y cuidado con los gatos, no se fían de nadie.

    17 de enero de 2010, 0:06
  2. Elvira, el Cisne Negro said...

    ... Cuídate del minino felino que es sibilino...

    17 de enero de 2010, 0:13
  3. Dafne said...

    Pero ¿y por qué se quedaron de noche en la calle? Lo veo un poco absurdo.... pero bueno, si les gusta coger frío... ellos sabrán... Eso sí, si todas las noches frías se ven recompensadas con mañanas como esa... mejor que mejor =)
    ¿Sabes? me gusta este texto porque dice muchas cosas pero a la vez... no dice nada concreto ^^

    Nos veremos con los ojos (abiertos o cerrados, no importa) Un beso.

    17 de enero de 2010, 1:13
  4. Bryu said...

    :)

    18 de enero de 2010, 15:17
  5. Anónimo

    :(

    22 de enero de 2010, 0:02
  6. Anónimo

    ;)

    22 de enero de 2010, 0:02
  7. Anónimo

    :D

    22 de enero de 2010, 0:02
  8. Anónimo

    :|

    22 de enero de 2010, 0:02
  9. Anónimo

    ¬¬

    22 de enero de 2010, 0:03
  10. Anónimo

    *.........*
    *...............*
    *....................*
    *......................*
    *........................*. *....*
    *.........................* *..............*
    *.........................*...................*
    *.........................*................*
    *.......................................*
    *..................................*
    *...........................*
    *......................*
    *...............*
    *..........*
    *.....*
    *..*

    22 de enero de 2010, 0:07
  11. Mirthas said...

    Joder con Anónimo, se ve que el pobre se aburría...

    22 de enero de 2010, 0:08
  12. Mashey Shumey said...

    Mirthas, ¡leche! !Qué es mi blog!

    22 de enero de 2010, 11:46
  13. Elvira, el Cisne Negro said...

    Pues será por eso, Mashey...

    22 de enero de 2010, 20:14
  14. Elvira, el Cisne Negro said...

    Por cierto, ese "que" no lleva tilde... ¿Qué es tu blog?

    22 de enero de 2010, 20:18
  15. Mashey Shumey said...

    En principio sí que es mi blog, al menos lo he hecho yo... Y cierto que no lleva tilde, pido disculpas. Por eso me ha resultado extraño en Mirthas esa invasión de la propiedad privada, dándole un mal uso, cuando es él quien la defiende con tanto ahínco...

    22 de enero de 2010, 20:39
  16. Mirthas said...

    Cierto, cierto, pero mi picaresca me pudo cuando vi aquella primera carita... :P (si se me permite solo una más)

    23 de enero de 2010, 22:58

Leave a Response