Caos y Cosmos

Posted by : Mashey Shumey (Juan Carlos Loaysa) | sábado, 23 de mayo de 2009 | Published in

Una gota de lluvia se estrelló contra el suelo. Un estremecimiento recorrió todo el bosque, los pájaros fueron apagando sus murmullos y una estampida de plumas y aleteos centelleó en la penumbra. Las mullidas patas de los zorros corrían a su madriguera entre la parda hojarasca del bosque.
Las nubes se arremolinaban en el cielo empujadas con violencia por el Bóreas que oscurecía el límpido firmamento. Los cirros se enganchaban en las copas de los árboles, frenando su lento avance, chocando unos con otros y despertando la violenta precipitación de las aguas celestes.
La fogata del campamento empezó a humear cuando las primeras gotas comenzaron a caer del techo del mundo. El suelo se empapó, enfangado muy pronto por las irisadas gotas, y el calor comenzó a ascender de la profundidad terrestre. La cabaña: un refugio en la tempestad.
El caos se desató atronador, un reflejo dorado, el recuerdo de un sol de primavera, una oscura sima llena de tesoros irrisorios que prometían un espejismo de felicidad. Un hombre atormentado que buscaba refugio, huyendo de su pasado, temiendo enfrentarlo. Sabiéndose perseguido, exhausto de la continua batalla contra adversarios imaginarios. Un hombre, prisionero de sus pesadillas, en una eterna huida que buscaba refugio y mendigaba un lecho. Un grito resonó en el vacío, que fue descendiendo hasta transformarse en un murmullo, una llamada perentoria teñida de temor, un suspiro….

Barcelona, 2007

(0) Comments

Leave a Response